BUSCAR

Sábado, 11 Enero 2014 16:23

Bruce Lee y el conocimiento libre

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En este verano de lento pasar en Santiago de Chile, sofocado por el calor y por el humo proveniente de los extramuros de la ciudad en llamas, he estado abierto a tratar temas pendientes.  Uno de ellos era saber más sobre Bruce Lee.

Mi interés por Bruce Lee - 李振藩 - renace ahora a propósito de que tengo a mi hijo en una academia de Kung Fu. Siempre me pregunté porqué Bruce Lee esta siempre en la iconografía de los vendedores de pousters en la calle, porqué hay chapitas de Bruce lee junto a las del Che, Allende, Gandhi, Lennon, y tantos más. Evidentemente su destreza física y su arte marcial lo hacen un grande y esa era la explicación corta que siempre me dí. Pero eso no basta para estar incorporado a la iconografía popular. Para estar en la galería de los "santitos" que el pueblo elige de manera casi inconciente se deben cumplir varios requisitos.

Lo primero que me llamó la atención es que Bruce murió a los 32 años y de una manera extraña, que nos hace recordar otras muertes similares de estos personajes. La edad de 32 años, a la vez, es una edad particular. En ese rango de edad murieron Miguel Enríquez, Che, Marley, y el propio Jesucristo, entre tantos otros. Lo segundo que me llamó la atención es que Bruce desplegó su mayor intensidad de vida entre los años 1962 a 1973, año de su muerte. Sin duda, vivió durante "la gran época". La época que - por varios motivos - marca un punto de inflexión en la histortia de la humanidad. (alguna vez hablaremos sobre eso).

Pero ambos datos no explican mi duda inicial. Por eso, hice clic en "The Legend of Bruce Lee" que mi proveedor de cine mostraba en su parrilla, y me encontré con la vida de Bruce Lee contada por la televisión China. Una serie de 50 capitulos (de 45 minutos cada uno, filmada en 2008) hablada en el idioma chino, con detalles impresionantes de su vida: desde su primera adolescencia, hasta su muerte; desde sus primeros años en Hong Kong en la escuela de La Salle, hasta sus actividades como estudiante de filosofía en la Universidad de Washington y sus actividades en las academias de Kung Fu, que fundó luego de ganar importantes torneos de artes marciales en Estados Unidos. Una producción para la TV plagada de errores técnicos, pero con la gracia de que el actor Chan Kwok-Kwan es muy parecido a él, realizándo una gran representación del personaje, y con la gracia, además, de contar con un gran libreto, que permite comprender la subjetividad que está presente en él y en su entorno durante toda su vida. Para mi primera sesión vi de corrido 22 capitulos. En la segunda sesión vi 17 capitulos, que interrumpí solo para tener más datos de su "vida y obra" en wikipedia y en el web. Antes de terminar me salté a ver las dos películas más importantes sobre el maestro Ip Man, el primer sifú de Bruce Lee que lo formó en el arte del Wing Chun en el que Bruce Lee se especializaíra, para luego crear el Jeet Kune Do (JKD) o «el camino del puño interceptor», su propio estilo de arte marcial.

 

Bruce Lee

 

En ese contexto, pude observar que una de las peculiaridades de Bruce Lee era su interés permanente por mejorar su arte, experimentando con todos los estilos y técnicas de combate con las que se encontraba en el camino. Ya en el colegio participó en un campeonato de Box occidental, volviendo con el trofeo del primer lugar, ya antes siendo muy niño había practicado Tai Chi Chuan con su padre, y de manera permanente el estilo del Wing Chun con su maestro Ip Man. Una de las escenas potentes es cuando Bruce estando en la academia de Ip Man va a otra escuela de Kung Fu en el mismo Hong Kong y dice que quiere aprender su técnica. Algo completamente fuera de la tradición de las escuelas de artes marciales en China que eran sumamente herméticas y protocolares. Por eso le dan una paliza descomunal. Pero a pesar de eso, luego reflexionará sobre lo que pudo aprender de esa pelea:  "Estoy pensando cómo combinar la fuerza de Wang y la velocidad de Wing Chun.", le dice a un instructor, refiriéndose a las técnicas de ambas escuelas.  Esta actitud le acompañará durante el resto sde su vida.

Leamos un fragmento del diálogo en la pelicula Operación FDragón, que Bruce tiene con su maestro:

Maestro: Veo que tus talentos han sobrepasado el nivel físico. Tus habilidades han entrado al punto de percepción espiritual. Tengo preguntas: ¿Cuál es la técnica más elevada que piensas lograr?
Lee: El no tener técnica.
Maestro: Muy Bien. ¿Cuales son tus pensamientos al enfrentarte a un oponente?
Lee: No hay oponente.
Maestro: ¿Y por qué?
Lee: Porque la palabra YO no existe.
Maestro: Asi es, continúa.
Lee: Una buena lucha debe ser como una pequeña obra pero interpretada seriamente. Un buen artista marcial no se vuelve tenso, sino dispuesto. No pensativo, pero tampoco soñador. Dispuesto a enfrentarse a cualquier cosa. Cuando el oponente se expande yo me contraigo. Cuando el se contrae yo me expando... y cuando existe la oportunidad... no doy el golpe, el golpe ocurre por si mismo.
Maestro: Ahora debes recordar, que el enemigo solo posee imágenes e ilusiones, detrás de los cuales esconde sus verdaderos motivos, destruye la imagen y romperas al enemigo.

 

EN PROCESO DE REDACCION V.0.4

Visto 1259 veces Modificado por última vez en Domingo, 17 Abril 2016 23:52