BUSCAR

Lunes, 20 Enero 2014 17:53

10 Años de Facebook en el ciberespacio: ¿Para bien o para mal?

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El 4 de febrero de 2014 se cumplen 10 años del lanzamiento de la red social Facebook en el ambiente de Internet. La red social más utilizada en el planeta, que cuenta con más de mil cien millones de usuarios (a marzo de 2013).

El 4 de febrero de 2014 se cumplen 10 años del lanzamiento de la red social Facebook en el ambiente de Internet. La red social más utilizada en el planeta, que cuenta con más de mil cien millones de usuarios (a marzo de 2013).

Mucho se habla de Facebook, sobre todo en el último tiempo, con las revelaciones de E. Snowden acerca del espionaje electrónico que realiza el gobierno de los Estados Unidos en dicha red (y en todos los espacios de Internet en general). Comentarios negativos, comentarios positivos. Nadie es o puede ser indiferente a esta red de personas. La penetración ha sido exponencial en diferentes países y regiones, y muchos usuarios pasan más tiempo en ella que en cualquier otro ambiente del ciberespacio.

El problema es que ya todos sabemos o "vamos sabiendo" que el modelo de negocios de Facebook es lucrar con el contenido de los propios usuarios. Cada foto, cada texto, cada vídeo es un insumo comunicacional del que Facebook se cuelga para asociar propaganda. Y cada día que pasa es una propaganda más agresiva y mejor personalizada. Si antes la propaganda y los enlaces patrocinados estaban en sectores contextuales de la página web, hoy, además, ya observamos mensajes publicitarios en el propio muro de cada usuario, siendo incluso más difícil de reconocer que los del sistema de publicidad de las búsquedas de Google. Querámoslo o no, Facebook es una plataforma privativa orientada al lucro, y disponible para ser sondeada íntegramente por organismos de inteligencia del país del norte quien tiene un banco de datos privilegiado para conocer tendencias y procesos de todo tipo, así como para identificar personas y acciones que consideren contrarias a sus intereses.

Es por eso que Facebook es criticado y rechazado por muchos activistas que defienden la libertad en Internet. A pesar de los miles de millones de usuarios, hay quienes se oponen a utilizarla como espacio comunicacional.


El tema es nuevamente intentar ver el vaso medio lleno. Y asumir en el aquí y ahora elementos que por algo han ocurrido. Así como muchos usuarios han optado por utilizar Google para buscar información en Internet, también muchos de ellos han optado por comunicarse y relacionarse socialmente a través de Facebook. Junto con desear un muy feliz cumpleaños a Facebook, creo que es pertinente comentar algunos elementos que nos parecen oportunos sobre esta red.

En mi caso personal, obtuve mi primera cuenta en Facebook, el mismo año de su fundación (2004). Por ese entonces la red estaba solo en inglés, pero ya contaba con muchos usuarios de habla hispana. Durante el primer tiempo, el 95% de las publicaciones era información de interés privado o familiar, solo interesantes para un antropólogo cultural. Después de una década la historia cambio completamente. Hoy podemos observar que muchos muros están convertidos en verdaderos centros de noticias colaborativas, en donde el 80% de las publicaciones son de interés público: problemáticas en torno a desigualdades sociales, en contra de la guerra, mejoramiento de la salud de las personas, en favor de los animales, hasta la organización de revoluciones sociales y campañas de corte político. En otras palabras, los usuarios de Facebook fueron creciendo ideológicamente, encontrando formas de expresión, compartiendo proyectos y causas, articulándose con cada vez más personas, y evolucionando conceptualmente respecto de diferentes temáticas de interés global. Al estar "todos ahí" se transformó en un espacio ideal para el intercambio de información y conocimiento.

Pues bien, podemos concluir que a pesar de todo lo negativo que implica Facebook desde el punto de vista de los espacios privativos pro Internet comercial, desde el punto de vista estructural, la mirada de largo plazo y desde los usuarios finales, nos muestra elementos que son positivos en lo que respecta al proyecto profundo de la creación de una conciencia global, del que siempre hemos hablado.


Facebook ha sido:

  • Un lugar amigable para la alfabetización digital de usuarios novatos. La motivación por interactuar con su entorno personal y familiar ha sido el mejor aliciente para romper las barreras técnicas del manejo web primario.
  • Un espacio para la difusión de "pensamiento propio". Sin tener que instalar complejos sistemas, los usuarios han podido externalizar su subjetividad con los límites que la propia red de amigos impone por defecto.
  • Un ambiente para obtener información no oficial sobre procesos sociales, políticos, culturales que no necesariamente coinciden con los entregados por los medios de comunicación tradicional.
  • Un ámbito de experimentación de formas comunicacionales. La idea básica de publicar información para obtener los "Me gusta" ha sido en la práctica un autoaprendizaje de lo que "tiene más efectividad comunicacional".
  • Un espacio para la práctica colaborativa, en la medida en se recibe y se comparte información de interés, repartida por todo el WWW.
  • Un lugar para la organización de acciones para el mundo virtual y físico. Acciones que buscan la intervención del espacio continuo del territorio natural.
  • Un lugar de para aumentar la red personal de amigos, y con ello el alcance y cobertura de nuestras comunicaciones.
  • Un ambiente para el despliegue de la memoria absoluta de Internet, para interactuar con procesos locales, nacionales y regionales.
  • Un espacio para el hacking social, en la medida en que muchas funcionalidades del sistema han sido re-apropiadas y re-utilizadas por los usuarios, alterando su sentido original.

En otras palabras, Facebook ha sido un laboratorio para millones de personas que han evolucionado paulatinamente durante una década, en el trabajo colaborativo en red. Estamos seguros que esto no fue presupuestado por los creadores ni por los asesores. Esto es resultado de la vocación natural de las personas, cuando actúan colectivamente, sin estar obligadas a ello.

Es evidente que Facebook deberá ser superado, cuando la balanza se incline a favor de la agenda del capitalismo cognitivo y de la corporación que la administra, o bien, cuando colapse por su propio peso, tal como lo han estimado el grupo de investigación de la Universidad de Princeton, así como el presidente de la Fundación de Software Libre de Europa (FSFE), Karsten Gerloff. Por ahora, solo queda seguir utilizando este espacio mientras sea conveniente hacerlo, y mientras no tengamos una red social alternativa realmente libre y comunitaria. Cuando esta última aparezca, al menos ya tendremos algo de experiencia en el cuerpo.

Es conveniente insistir una vez más, que la variable independiente será siempre la conciencia que tengamos sobre la tecnología y los procesos tecnológicos ligados a prácticas sociales y proyectos de transición hacia el cambio.

 

El Estudio de Princeton.

Visto 2042 veces Modificado por última vez en Domingo, 17 Abril 2016 22:29