BUSCAR

Viernes, 18 Julio 2014 13:28

A proposito de FLOK Society y la critica destructiva

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

He creido oportuno publicar este texto aquí, para que pueda ser linkeado. Nuestro ánimo es la contribución al debate latinoamericano sobre los procesos que nos importan, como el proyecto FLOK Society que se impulsa en Ecuador. El texto corresponde a la respuesta a un artículo publicado por "Desislaciones" en el siguiente enlace: http://www.arteycritica.org/ensayos/hackear-un-pais-hackear-una-cultura-un-acercamiento-critico-a-proyectos-intervencionistas-de-arte-y-cultura-libre-en-america-latina/

El formato de este artículo fue originalmente pensado para una lista de correo, por eso el aire un tanto coloquial y personal:

He creido oportuno publicar este texto aquí, para que pueda ser linkeado. Nuestro ánimo es la contribución al debate latinoamericano sobre los procesos que nos importan, como el proyecto FLOK Society que se impulsa en Ecuador. El texto corresponde a la respuesta a un artículo publicado por "Desislaciones" en el siguiente enlace: http://www.arteycritica.org/ensayos/hackear-un-pais-hackear-una-cultura-un-acercamiento-critico-a-proyectos-intervencionistas-de-arte-y-cultura-libre-en-america-latina/

El formato de este artículo fue originalmente pensado para una lista de correo, por eso el aire un tanto coloquial y personal:

He leído tu artículo, y como yo fui promotor del proyecto FLOK entre algunos chilenos inicialmente, lo que implicó incluso el viaje de un compañero a Quito, entre otras cosas, creo necesario contestar tu articulo, que me parece es un buen intento de formular una crítica, pero difiero fuertemente. Te voy a responder de manera un tanto extendida porque quiero además ocupar algunos de tus planteamientos para decir algunas cosas relacionadas con nosotros, los latinoamericanos.

Sobre tu artículo, desde la perspectiva general, me parece que basarse en el "Cook Report" es un error, ya que ese informe es un listado de "chimuchina" y "mala leche", que le podría quedar muy bien a un político de poca monta opositor a Correa, pero muy mal a un consultor internacional, contratado para aportar al proyecto. Ventilar problemas administrativos, criticar otras áreas del gobierno de Correa, y a la vez, atacar desprestigiando a personas que participan del proyecto, me parece de muy mal gusto. No vale la pena ni siquiera hacer una contra crítica, ya que en concreto, no aporta en nada desde el punto de vista teórico. El único párrafo que intenta hacer una crítica teórica es un disparate superado por la antropología y la sociología de los años ochenta.

En relación con cuestiones específicas de tu artículo:

a) Pensar que por el hecho de que un proyecto sea creado por activistas europeos se trata de "colonialismo cognitivo" no es un argumento para comprobarlo, ya que realmente la nacionalidad de una persona no es condición de "proceso colonialista". Creo que el argumento mañoso de Cook es tildar de "españoles" a los ejecutores del proyecto, con el fin de herir sensibilidades entre los locales, dañar lo más posible la iniciativa a nivel de gobierno de Ecuador. Y tú has pisado el palito, con este artículo. La realidad es que se trata de un enfoque acuñado por años desde el hacktivismo internacional y que ahora tiene la posibilidad de ser implementado contando con recursos y espacios institucionales. El desafío es precisamente la imbricación de ese enfoque con la cultura local. Decir que el solo intento de imbricación es aculturación, es un error teórico y político, ya que así como existe la aculturación también existe la apropiación activa social y cultural de elementos de otras culturas. No todo choque de dos culturas conduce a la aculturación. Precisamente la posibilidad de estar preparados es lo que permite salir airoso del choque cultural. Y es precisamente lo que NO han hecho miles de pueblos originarios actualmente extinguidos. Es lo que SI hicieron los Mapuche, que resistieron apropiándose de muchos elementos de la cultura occidental, y hoy están vivos y siguen luchando afirmados en su cosmovisión. El desafío del proyecto FLOK es precisamente ese: generar las condiciones para que la cultura local ancestral se apropie del enfoque para su beneficio como pueblo originario. Negar esta posibilidad, o señalar que el mismo enfoque implica "la intervención de otra cultura" es otra discusión, de la que no he leído argumentos en tu artículo.

b) Hacer un paralelo entre la intervención de los Chicago Boys de Pinochet con el proyecto Flok Society, me parece de mal gusto. Todos sabemos el tipo de dictador que fue Pinochet. Y la contrapartida FLOK no es impulsada por el gobierno español, como tu lo señalas. Cuando preguntas: ¿Por qué permitir todavía la intervención de otras naciones en nuestros procesos históricos? es una pregunta válida y la respuesta es obvia, pero que no se corresponde con el proyecto FLOK en Ecuador, ya que no hay ninguna "nación" detrás del proyecto, que no sea el propio gobierno de Ecuador.

c) Cuando señalas: "Aquí la historia es interceptada por una intervención externa. Hay un problema de inserción de un discurso, la aceleración de un proceso social, sin tener en cuenta la complejidad del contexto y de alguna u otra forma creando interferencias dentro de un tejido social que ha costado tanto construir y por lo demás sigue siendo frágil". Te pregunto, ¿de qué proceso social hablas?, ¿de qué tejido social hablas? ¿quien ha construido ese "tejido social" del que hablas?. Tal vez si explicaras eso en tu artículo, podríamos evaluar mejor tu planteamiento. Saber qué es lo que se está "corrompiendo" con esta "intervención externa". Porque si lo que piensas es que una cultura originaria de latinoamérica no debe incorporarse al mundo de las nuevas tecnologías y del ciberespacio y aprovechar ese ámbito y herramientas para desarrollar su cultura, entonces, estamos hablando de la típica crítica rancia contra la tecnologización propia de una izquierda ya caduca.

d) Señalar que una iniciativa como la de los "mapeos", que al parecer, como lo indicas, no fue positiva para ti, no creo que sea una prueba lo suficientemente definitiva como para criticar todo el proyecto. De hecho pienso que luego de esos mapeos ellos tuvieron una actividad que se llamó Cumbre y me imagino que no deben haber podido hacer todo el proceso con tantas tareas de organización. Supongo que los mapeos no es algo inoficioso por el hecho de que además es información pública y que es probable que se retome próximamente. Yo me preocuparía de los "mapeos" que hace EEUU de todos nosotros, todos los días. Esos mapeos son los que hay que criticar.

e) Si realmente piensas que no hay que hacer nada ya que "habría que partir por expulsar a las transnacionales españolas y europeas de América latina" tenemos entonces un problema de enfoque político. Yo puedo compartir tu opinión de las transnacionales europeas, pero no necesariamente comparto tu estrategia política. El futuro de la sociedad de la información se está construyendo HOY, y no creo conveniente esperar a expulsar dichas empresas para actuar en el ámbito del conocimiento común y abierto y el largo proceso que implica el cambio de matriz productiva.

f) Cuando señalas: "es un proyecto desde arriba hacia abajo y no al revés como debería serlo, respondiendo a los principios básicos del procomún". Claro, efectivamente es un proyecto "de arriba hacia abajo" y no al revés, ya que se trata de una iniciativa organizada o apoyada desde el Estado. Pero, nuevamente, que una iniciativa sea impulsada "desde arriba" no es condición para que sea incorrecta. Hay muchas cosas que han nacido de abajo hacia arriba y nunca lograron nada y fueron experiencias nefastas para algunos pueblos originarios. La acción política desde el Estado es una forma de acción política, y por cierto no la única. Pero es válida, sobre todo si se cumplen ciertos requisitos para que realmente sea una política que logre arraigarse entre su público objetivo. Negar esa posibilidad implicaría tener que abandonar toda lucha política que intente tomar el poder estatal, ya que, una vez que lo tomamos caeríamos irremediablemente en el hecho de que la revolución la estaríamos haciendo "de arriba hacia abajo", sea cual sea el concepto de sociedad que queramos desplegar. Abandonar la lucha política para ganar gobiernos algo más buena onda que los típicos neoliberales, como el de Chile, sería entregar toda latinoamérica a la derecha, por un buen rato, mientras trabajamos "de abajo hacia arriba". Es un espacio de tiempo que nadie va a regalar. Por cierto, yo busco una sociedad que no tenga Estado, pero te insisto que el futuro de la sociedad del conocimiento se juega hoy, y lamentablemente, en este caso, tenemos un estado que se ubica en Ecuador, que es administrado por un gobierno que cree posible cambiar su matriz productiva basada en el conocimiento común y abierto, y además respetar los saberes ancestrales y la cultura local. Resulta que la alternativa que tenemos en nuestros países son las campañas de Microsoft, la traducción de Windows al mapudungún, las campañas de capacitación en Word y excel a gente que no tiene ni los recursos para pagar sus licencias. Esa es la alternativa. Entonces, hay que tener cuidado lo que se está criticando.

En resumen, y lo que me preocupa de tu artículo, que es una crítica aceptable después de todo, es que finalmente se inscribe en una línea que quiere destruir el proyecto. Ya hemos leído la "venganza de Cook" que en su informe dispara contra todo lo que puede disparar, utilizando argumentos de la peor clase; y hemos leído por varias listas de correo los ataques de Quiliro. Y realmente lo que observo en él es la típica actitud del "chaqueteo", vale decir: el proyecto tiene fondos, el proyecto tiene atención nacional e internacional, el proyecto logra convocar a una parte de la sociedad ecuatoriana, el proyecto es aplaudido mundialmente... ¡ y yo no estoy ahí !, a mí no me invitaron, yo no decido nada ahí, entonces, busquemos los lados flacos para criticar, para destruir, para frenar, para que nadie gane si yo no gano... entonces, se buscan los lados flacos, los eslabones débiles de la cadena: "hay 3 españoles detrás de esto y por tanto, el gobierno de España y sus transnacionales... se está interviniendo una cultura ancestral, se está haciendo apropiación indebida de conceptos ancestrales, se critica facebook, pero se usa facebook, se malgasta el dinero..." Perdón, pero yo le diría a esas personas, paren el webeo. Si estas críticas destructivas nacen de un opositor a Correa las criticas no se justifican pero se entienden, FLOK es un proyecto político, pero si las criticas nacen de gente relacionada con el software libre y la cultura libre, las críticas destructivas no se justifican y no se entienden, a no ser que busquemos la explicación en elementos como este: la mentalidad propia del latinoamericano mediocre y oportunista que tiene en su alma una herida que no es de colonización sino de frustración por no lograr éxito propio y ver el éxito de otros y comprobar lo mal que lo hace. El terror ancestral que genera el complejo de inferioridad.

Esto último lo digo pensando en críticas como la de Quiliro, que se encuentra en una especie de campaña anti-FLOK, y también pensando en mi experiencia de 2012 y 2013, en donde recorrí varios países de latam promoviendo Jokte y observé lo mismo: la gente en algunos lugares de nuestro continente tiene problemas graves de mentalidad, que nos impiden crecer y lograr cosas colectivamente. Ese es el problema. Aquí el problema de la colonización no es más que un argumento ficticio, ya que todos sabemos que Xabier Barandiarán no representa al gobierno español o a alguna de las transnacionales, es un luchador de toda la vida que ha sido capaz de sintetizar un marco conceptual que construimos entre todos durante más de una década. Que ha sido un acierto lograr poner el tema en el gobierno de Ecuador, y que hoy se cuente con esa experiencia que es extraordinaria desde todo punto de vista. Ni Xabier ni nadie tiene la culpa de que la perspectiva hacktivista y la ética hacker se haya desarrollado en grupos principalmente de España, que queramoslo o no, es el único país de habla hispana donde hubo realmente desarrollo del hacktivismo como movimiento. Que no hay nadie en latam que haya sido capaz de elaborar un proyecto como el de FLOK society - y me incluyo. Y estoy seguro que con la experiencia y perspectiva política de Xabier, el tema de la "aculturación" está super presente. Y claro, es posible que se cometan errores, o que las cosas pueden ir mejor, pero una cosa es la crítica constructiva y otra cosa es intentar destruir el proyecto. Recordemos el contexto político nacional e internacional, en el que FLOK se implementa. 

Por ejemplo, el tema de que se ocupan canales y software privativos para hacer algunas cosas dentro del proyecto es una crítica válida, ya que no hay una conceptualización que de coherencia a esto. Simplemente se hace. Es decir, por ejemplo, FLOK tiene una página en Facebook. Y se le critica y no he leído respuesta a esto.Yo también lo critico, pero por su falta de conceptualización.

Ese tema yo lo he resuelto cuando hablo del "Buen Resistir", que es un ámbito en el que debemos hacer cosas que no nos gustan, pero que tácticamente son necesarias o estamos obligados a hacerlas. Por ejemplo, yo estoy en contra de las transnacionales, pero si debo comprar comida para mi gato sé que en el supermercado de CENCOSUD está más barata y solo me alcanza para ese precio, debo comprarla porque debo pensar en el gato. Estoy resistiendo. Yo sé que me gustaría comprar la comida de un productor local que está en una red de comercio justo, pero si ese proveedor no existe ¿qué hago?. En la sociedad actual que vivimos hay una asimetría estructural, donde hemos desarrollado la conciencia política correcta, pero estamos en un escenario donde las condiciones materiales no son las adecuadas. En lenguaje marxista clásico sería algo como que cambiamos la superestructura pero la infraestructura sigue siendo la misma. O bien, que las condiciones subjetivas están dadas pero no así las condiciones objetivas. Somos presa del dicho: "predica pero no practica". Pero ¿esto nos invalida? ¿esto nos hace menos conscientes? ¿esto nos impide poder luchar por eliminar los supermercados? NO. El Buen Resistir es una transición al Buen Vivir, ya que para que exista "Buen Vivir" debemos terminar con la asimetría y la relación escindida con la práctica. En el ámbito del Buen Vivir, mis acciones deben ser completamente coherentes y simétricas entre lo que pensamos y lo que hacemos, pero eso es un proceso. O yo genero el escenario para que sea posible. Por ejemplo, me voy al campo y hago mi propia comunidad. La persona que viva simétricamente, entonces es alguien que ha logrado su propia revolución personal. Mientras tanto, debemos buscar el buen resistir, que es tratar de hacer lo más cercano a lo que pensamos, en un contexto completamente contradictorio, por ejemplo, levantar una casa okupa, o por último, un centro cultural autogestionado donde el mal menor es pagar el arriendo. Entonces, hay que ocupar facebook si ese medio me permite comunicar aquí y ahora lo que necesito comunicar, a pesar de que facebook no me gusta. Lo importante es no dejar todo en manos de facebook, o simplemente hackear facebook, como lo hacen miles de personas que levantan proyectos y crean una página de perfil de persona para promoverlo. Esta es una lógica movediza y multivectorial, que es imposible que sea entendida por un ingeniero informático formado en la época de la universidad profesionalizante, por más de que quiera aparentar conocimientos de antropología cultural.

Mi crítica al proyecto FLOK es que no ha conceptualizado estos elementos para tener una acción política más coherente, pero es una crítica constructiva, que no busca amenazar su continuidad, ni tampoco le da argumentos a los enemigos del gobierno que lo promueve, ya que sin quererlo podemos estar allanando el camino para “las campañas de capacitación de Microsoft”.

Entonces, la invitación es a hacer criticas constructivas, intentar defender el proyecto FLOK, intentar que tenga el rumbo mejor posible en esta transición hacia el post-capitalismo. Y si hay que quitarle el piso, que sea cuando tengamos los suficientes elementos de prueba de que efectivamente es más negativo que positivo de que exista, pruebas concretas y no ideas basadas en sintomatología corporal o sentimientos viscerales, ya que de eso hemos tenido bastante en nuestra querida América.

Gracias al que llegó hasta aquí leyendo. Abrazo a todas y todos.

Hugo Baronti -Chile

Visto 1595 veces Modificado por última vez en Domingo, 17 Abril 2016 23:39