BUSCAR

Hugo Baronti

Hugo Baronti

"Ermitaño, en mi caso, es simplemente una persona que logra vivir en el No Tiempo. O dicho de otra manera, experimenta el no tiempo en su vida cotidiana. Esa es la esencia. Cualquiera lo puede ser estando en cualquier lugar, solo o con muchas personas. Solo es cuestión de resolver cómo reemplazar cada cosa que es esencial y que depende de un algo o un otro. Y descartar paulatinamente cualquier actividad que nos someta a tener que marcar el calendario, que no sea obviamente el día la noche y las cuatro estaciones, ya que ese tiempo se percibe naturalmente y es necesario para vivir. Hablamos del tiempo que las actividades impuestas nos solicitan cumplir. Las que de alguna manera nos esclavizan.

El tiempo es a la vez arma y cárcel para mantener la esclavitud. Si antes nuestra lucha fue contra el trabajo, ahora nos damos cuenta que el enemigo era mucho más fuerte, el tiempo. Pero podemos pensar en forma positiva. Nuestro amigo es el No Tiempo o el "notiempo", que resulta más fácil de escribir.

El notiempo se experimenta cuando tienes todas tus necesidades resueltas. Y podrás vivirlo tanto como lo que te duren las soluciones a tus necesidades. Lo que lograste resolver. Si tienes autonomía alimentaria, o lo que es lo mismo, si tu bodega apaña, puedes vivir en el notiempo todo lo que puedas resistir con ella. Si tienes autonomía energética, puedes aguantar lo que te dure el recurso. Si te desligas de la necesidad de más enseres, y de cualquier objeto que sea necesario "salir a comprar", puedes resistir el tiempo esclavista. Si controlas tus vicios y antojos, lo propio. Esos factores resueltos y combinados te permiten acceder al notiempo.

No creo que sea posible vivir eternamente en el notiempo. En vida podemos vivir el notiempo por momentos o periodos. Pueden ser largos periodos, pero finalmente sabemos que algo nos reinsertará en el Tiempo. Volvemos a la cárcel. Por ello, vivir en el notiempo realmente es una meditación que debe ser practicada conscientemente. El notiempo es el estado en que solo te preocupa saber cuanto falta para la época de siembra, cuanto falta para las lluvias, el tiempo de la cosecha. La primavera. Y más nada. Cuando ya han pasado suficientes días desde que estabas en la cárcel y faltan suficientes días para tener que volver a ella. El encuentro con el notiempo se produce espontáneamente. Simplemente sientes la libertad que te permite la conexión con todo lo que te rodea. Todo es tuyo. O tú eres todo lo demás.

Solo en el notiempo es posible la libertad.

Si pensamos en la necesidad, vemos que todo será relativo a ella. Si considero necesario muchos objetos, indiscriminadamente, seré cada vez menos libre. Por contra, si me aplico para reducir lo necesario, tendré más tiempo disponible para habitar el notiempo. La libertad es la conciencia de la necesidad. Interpretémoslo como hacer consciente la necesidad, para poder controlarla.

Por ello, la condición de ermitaño no está relacionado con lo social o antisocial que seas, o con lo aislado que te encuentres, sino con tu capacidad y/o la de tu colectivo de vivir en el estado del notiempo."

 

CITA TEXTUAL. LIBRO ERMITAÑO.

"Stop this day and night with me and you shall possess the origin of all poems" ("Quédate conmigo este día y esta noche y te mostraré el origen de todos los poemas.") W.W.: "Palabras a mí mismo".

Lunes, 11 Enero 2016 13:37

Mi bisabuela María Lefebre Lever

A través de este sitio, quiero presentarles a mi bisabuela María Lefebre Lever, una mujer entrañable que vivió en el siglo XX, animando la bohemia chilena de gran parte del siglo, ejerciéndo labores periodisticas y dedicada a su pasión: la cartomancia. María Lefebre creó un tarot propio, con el que leyó la suerte a centenares de personas, entre ellas dos campamentos de gitanos. Alumbró al mismísimo Jodorowsky, a Alejandro Hales. Hoy se expande su sabiduría por el mundo. 

El sitio web era una deuda pendiente con la memoria familiar, para que mis hijos, y los hijos de sus hijos puedan conocer más de sus antepasados. Y sentirse orgullosos.

Visítalo en: marialefebre.cl

 

La foto: En los brazos de María Lefebre, junto a mi abuela-madre Silvia Barella, y mi madre Mariluz Baronti.

Jueves, 10 Diciembre 2015 01:37

Palabras de Apertura Joomla Night 2011

Acá un texto que encontré haciendo arqueología digital de uno de mis DD.

Enamorada del sol y la alegría, escribía sus cartas en la arena - Inventó un naipe de la suerte en torno exclusivo de la buena fortuna - Fue adivina y quiromántica - En su casa, sin muebles y alumbrada con velas, recibía como una reina.

Apuntes para una sistematización sobre la cultura y ética hacker.

Les dejo este documento con una recopilación de mensajes dejados en mi muro de Facebook, entre el 5 y 6 de marzo de 2013, con motivo del fallecimiento de Hugo Chávez, comandante eterno. Recupero este documento que creo podría ser de utilidad para algunos estudios o proyectos. Su uso está permitido bajo cualquier forma, para difundir la vida y obra de este gran latinoamericanista.

Jueves, 05 Marzo 2015 23:25

Baronti Dance Remix. Música pulenta.

La mejor música para bailar.

Sábado, 24 Enero 2015 13:49

Pedro Lemebel: cuando la vida es la obra.

Conocí a Pedro Lemebel en el Castillo Francés, ese bar histórico de la Plaza Italia... nos sentamos por casualidad en la misma mesa, estaba Pancho Casas. [Era el tiempo en que Pedro escribió su ahora famoso "Manifiesto"]. Una de esas noches en las que nos preparábamos para un carrete intenso, cargándonos unos gramos de alcohol en el cuerpo, para luego ir a deambular por bares públicos y fiestas privadas, en el trasmano de la ciudad, la ciudad invisible a los ojos de la formalidad, la ciudad amordazada y vigilada por el gris milico. 

Sábado, 10 Enero 2015 10:50

¿Qué es el Arte?

Esta es una pregunta que, como muchas, tiene dos respuestas. Por un lado, todo es arte. Cualquier gesto, instalación, incidencia en el mundo, puede ser vista como arte. El arte está en los ojos del observador. En la capacidad de poder visualizar el objeto o proceso de una manera particular. El arte, en este sentido dice relación con la intencionalidad de la mirada, que emerge como una mirada cargada de ideología, contaminada en extremo, con la riqueza de la experiencia y esperanza de vida del observador, y su capacidad de conectarse con la intencionalidad del artista, autor o autores.

Página 1 de 7